Mentir es una verdad a medias.


Cuando empieza un nuevo semestre, todo parace casi perfecto. Se supone que ahora que pasé todos los ramos, iba a tener un horario organizado y bonito. Pero por culpa de la burocracia (oh si, la maldita burocracia) el caos en mi horario es un factor predominante, donde cada dos días tengo que inscribir, botar y reinscribir ramos.
Por suerte, todo se hace por medio de Internet y eso facilita las cosas. Pero aún así, no sé cual es mi horario, ni mis profesores ni nada. O sea, los sé, pero a medias. Ya me perdí una clase de Fisiología Vegetal.
Además, no tengo cuadernos legales aún y me han pasado mucha materia. Y no tengo lápices pasta buenos, porque todos los que tengo manchan las hojas.

Es el caos, caos, caos. Realmente, los procesos entrópicos me persiguen.

2 comentarios:

zacarina dijo...

ahahaha, mirá que sho ya había pasado por acá, y leído tus dilemas personales. es que soy tan rápida yo, ahaha. llego sin que me llamen (H)

yo detesto el caos =(
mi vida estudiantil es un caos u_u
ahora tengo que hacer un ensayo hablando de la no muy entretenida ley de filiación chilena ¬¬ y fíjate que no se me ocurre nah. moriré antes de entregarlo.

Pablo Acuña dijo...

chaos...pasa a veces, pero en 2 meses mas te reiras de esta situacion....

mi vida es el chaos y soy re feliz...

neruda..vade retro neruda..alejenme el semejante totem poetico, lamentablemente yo lei ese poema, pero son distintios....