The Cure: una pequeña revisión personal.

A propósito del lanzamiento del décimo tercer disco de The Cure , el cual saldrá a la venta el 13 de Septiembre y de que en los últimos días he estado escuchándolos demasiado, decidí lanzarme en la pedante y casi titánica tarea de compilar mis singles favoritos (al menos por hoy) de esta banda, algo similar a lo que hizo mi estimado Felipe Mardones hace algunos meses atrás con Michael Jackson (!). Claro, esto es un poco más ambicioso porque pretendo abarcar albúm por albúm, saltándome el Three Imaginary Boys (Ficition, 1979) y empezando desde el Boys Don't Cry (1980, Elektra) para terminar en el Disintegration (Elektra, 1989) que, para mí, es el último disco bueno que han sacado. Acá voy.

i. "Killing an arab" (1979): Perteneciente al Boys Don't Cry, esta canción está inspirada en "El Extranjero" de Camus, uno de los primeros libros más existencialistas que me hicieron leer en el colegio. La guitarra simulando un sitar a lo largo del tema, la batería nerviosa pero simple, y la constante oscuridad entregada por un bajo penetrante, hacen sobresalir a este tema de los otros dos singles de este disco (el que da el título a él y "Jumping someone else's train") por el simple hecho de tener una estructura menos pop y estar en sintonía con el contexto musical que se vivía en ese entonces. ¿Quién necesita referise a Joy Division o PiL con temas como éste?


ii. "A forest" (1980): Sin duda, uno de los temas más oscuros de los inicios de The Cure. Con una letra que - al menos en mi interpretación - hace referencia a una pesadilla ('I hear my voice/calling my name/the sound is deep/in the dark') y, por tanto, logra asustar e inquietar, "A forest" es quizás la primera canción de The Cure en que el uso de la etiqueta "dark" para definir a esta banda tiene algún sentido. Perteneciente a su disco Seventeen Seconds.


iii. "Primary" (1981): El Faith es uno de los discos de The Cure que conocí hace relativamente poco porque, básicamente, ninguno de sus singles es tocado en la radio, en esos especiales cumas que hace MTv o, por irme a un extremo, ni siquiera en fiestas de la Blondie dedicadas a esta banda (lo digo con conocimiento de causa). De ahí que al escuchar este disco - y en especial este tema - todo un mundo nuevo se abrió a mi: acá hay una evolución del sonido de The Cure, "oscurecido" con el uso de distorsiones y capas en las guitarra, voz y bajo. Si a eso le sumo que esta letra es demasiado extraña (aparentemente habla de pedofilia), los argumentos para convertirse en mi favorita de este disco son más que suficientes.


iv. "One hundred years" (1982): Para todos quienes conocen un poco la historia de The Cure, se dice que el Pornography es un disco que marca un antes y un después en esta banda y para muchos es, además, su obra cúlmine. Como Smith ha dicho muchas veces, este disco fue compuesto con toda la banda drogada, en depresión y con ganas de morirse (si, algo así). Aunque "The hanging garden" o "Charlotte sometimes" (que no es de este disco pero tiene una extraña asociación con él) son, por lejos, temas más conocidos, el espíritu del Pornography - por letras, por sonido, por sensación que le deja a uno - está mucho mejor representado en este tema.


v. "The caterpillar" (1984): Creo que este es uno de los temas más bonitos, en sonido, que jamás he escuchado. Acá, tras el espiral de drogas y depresión en que la banda estuvo sumergida, vuelven a aparecer letras y sonidos más luminosos. Catalogado como un disco de "transición", con una mano en lo "dark" y otra en el pop, The Top tiene en "The caterpillar" una de mis canciones - y videos (el invernadero, las mariposas, la tribalidad de la banda al bailar) - favoritas de toda la discografía de The Cure. Por lejos.


vi. "The walk" (1983/84): Si bien Japanese Whispers no es un disco per sé, es la puerta de entrada al sonido directamente pop de The Cure. Concebido como una compilación de singles fuera de discos "oficiales" en este trabajo se encuentran tres de los temas más melosos de The Cure (el que acá comento, "The lovecats" y "Let's go to bed"). Creo que elegí este porque me gusta el theremin que suena, las programaciones de la batería y esa cosa medio neworderiana de los sintetizadores. No mucho más que comentar.


vii. "In between days" (1985): Originalmente, quería poner otro single de este disco porque éste me recuerda a una persona muy mierda. Pero si quería ser honesto y consecuente con este posteo (justamente lo opuesto a esa persona), tenía que admitir que "In between days" es, por lejos, el single que más me gusta de The Head On The Door: el saber que la fragilidad de una persona está en directa relación con la presencia (o ausencia) de otra, está expresado de tal manera en esta canción - así como en "Close to me" - que se hace inevitable citarla o hacerla propia.


viii. "Just like heaven" (1987): Junto con todos los discos noventeros de The Cure (a excepción del Bloodflowers), Kiss Me, Kiss Me, Kiss Me debe ser el disco más accesible y "oreja" de esta banda. Por lo mismo, aquí es importante saber separar el grano de la paja y no dejarse llevar solamente por el aliento "divertido" que mucho de los singles de este disco tienen. No niego que al momento de bailar alguna canción de The Cure, piezas como "Why can't I be you?" o "Hot, Hot, Hot!!!" son las indicadas, el estremecerse con una canción como la elegida acá es insuperable. Ah, y si "If only tonight we could sleep" hubiese sido un single de este disco, creánme que mi elección por ella no hubiera estado en entredicho.


ix. "Pictures of you" (1989): En una entrevista, Robert Smith decía que esta era su canción favorita de todas las que había hecho. Le creo. También creo que el Disintegration es mi disco favorito de toda la discografía de The Cure. Y que "Lovesong" debe ser la canción de amor más simple y bonita que alguien haya escrito. Pero ante un tema como "Pictures of you", tan triste, que me sumerge en una atmósfera nostálgica y difusa, que me pone a ensoñar y recordar amablemente algunas cosas de mi pasado, cualquier cosa se queda chica. A todo lo anterior, sumémosle que este es un video que con muy pocos medios, logra transmitir perfectamente lo que la canción dice. Porque, si, acá se dice mucho. ¿Mi cita para esta canción?: 'If only I'd tought of the right words/I could have held on to you heart'.


Bueno, con esta última canción, he terminado esta pretenciosa lista. Espero comentarios de quién quiera acá abajo y, si no es así, no importa. Porque esto quedará para mí y, algún día, alguien lo leerá y esperaré transmirle algo. Cursi, pero asi funciono yo.

2 comentarios:

danae dijo...

yo hace poco me iluminé y creo que mint car le ganó a just like heaven, antes era friday i'm in love (la hueá blondie discotec) en mi canción favorita de the cure

igual la canción que me deja medio loca es fire in cairo, me recuerda a cuando iba en el colegio y todas eran terrible pokemonas de entonces y yo para hacerme la andergraun empezaba a escuchar a estos lonjis, porque en una radio pirata pusieron el boys don't cry entero y lo grabé en un caset

yo creo que siendo pendeja es imposible resistirse a cantar deletreando palabras

viva fire in cairo!

Carlos Valencia dijo...

Bastante de acuerdo con tu elección, salvo porque hubiera puesto más arriba In Between days y del Desintegration hubiera elegido otras canciones: Homesick y Desintegration.
Saludos
CV