Tengo miedo.


Mi personaje favorito de 31 minutos era ese mono que en las entervistas de Mico, el micófono, decía "Tengo miieeedo, tengo mieeeedo". Lo amaba demasiado, era el más surreal de todos y era demasiado... inesperado.

En fin.

Hoy superé uno de mis grandes miedos y me sentí demasiado bien por ese hecho. Aparte, que fue un miedo superado, en parte, gracias a que existe un cariño y una confianza de por medio. Sin embargo, afrontar y superar este miedo, sirvió para darme cuenta de otro miedo:

No quiero estar mucho tiempo solo.


7 comentarios:

kats dijo...

aaaaahhhhhhhh
vengo llegando D:

maca dijo...

Anoche yo también superé un miedo, y es loco como eso trae otros miedos distintos, hasta el infinito supongo. Quizas es imposible vencerlos todos.
Saludos chico

Francisca dijo...

¿Y por qué se da el miedo?
nosotros mismos nos limitamos a la valentía o cuando chicos jamás nos dejaron acercarnos a las arañas, a la estufa y a todo y por eso nos hicimos miedosos...
que trágico es que las mismas familias te hagan inseguro, a mi me paso.

daniela dijo...

superar un miedo es una de las 5 mejores sensaciones del mundo.
saludos

pedro dijo...

- Tengo miedo, tengo miedo - le decía a mi ex tratando de imitar bien la voz.

Ella siempre sonreía.

Ella siempre tuvo miedo a perderme.

Hasta que dejó de tenerlo.

Porque terminó por perderme.

Quizá en parte por ese miedo.

Me gustan tus colore.

Tu foto.

Bonito todo.

P

A.Ocampo dijo...

wenas wenas chico ye ye

Paup dijo...

ña... miedo?
quizás a veces es bueno tenerlo.
cuando quieres dejar de soñar, claro. Cursi, eh?