Lo mejor del 2008 (III y final): discos internacionales.


Foto por danieluis.

Este año bajé varios discos... y debo decir que, por desgracia, perdí mucho tiempo escuchando discos que no valieron la pena. Lo digo sinceramente: hubiese preferido escuchar menos discos, pero más contundentes, discos que descubrí demasiado tarde este año y que son trabajos maravillosos, adelantados a su tiempo y arriesgados.

De todas maneras, creo que lo que elegí para esta lista final representa un poco de ambas cosas: por un lado, son los discos que más escuché, en cantidad de tiempo, y también lo que más escuché en, calidad sonora (según mis parámetros). Dicho esto
paso a detallar:

i. The Notwist - "The Devil, You + Me"
Podría decir muchas cosas de The Notwist y, puntualomente, de este disco. Cosas que se refieran a esos sonidos acústicos inmersos en bases electrónicas suaves, a esos cambios bruscos entre lo orgánico y lo artificial, a esas letras sobre la ley de la gravedad y la soledad en lo cotidiano. Pero, para ser elocuente, solo voy a decir que este disco fue el único que, a lo largo del año, logró pararme los pelos una y otra vez. Más que un disco, fue un compañero de viajes en micro y caminatas de trasnoche.
The Notwist - 'Good lies'

ii. El Guincho - "Alegranza"
Mencionado hasta el cansancio en este blog, a El Guincho sólo puedo emparentarlo con una palabra: fiesta. Y es que en este disco, más que un homenaje distorsionado a Caetano Velosos, yo encontré alegría, colores y ganas de bailar a no más dar. Como dije tiempo atrás, la gracia de este trabajo es que habla por sí solo, sin que exista necesidad de entrar en comparaciones - absurdas - con Panda Bear o Animal Collective: esto es otra cosa.
El Guincho - 'Palmitos Park'

iii. Crystal Castles - "Crystal Castles"
Otra de mis constantes a lo largo del año... tanto al momento de escuchar algo, como para bailar. Quizás sean uno de los muchos grupos de moda que aparecieron este año y, probablemente, nadie se acuerde de ellos en dos años más. Pero, por cruel que suene, el 80% de la escena musical actual se sustenta gracias a proyectos desechables. Aún así, este es un disco de un riesgo muy elegante: pop descarado, punk violento, quietud electrónica, beat de juguete y las mejores chaquetas de cuero del año, hacen del debut de Crystal Castles, uno de mis discos destacados de este año.
Crystal Castles - 'Vanished'

iv. The Magnetic Fields - "Distortion"
En un año en que la distorsión estuvo de moda, el único grupo que hizo el peso con letras brillantes y un concepto que bien puede tomarse con humor, fue el liderado por Stephen Merritt. Aunque a más de alguno no le gustó y ciertos directores dictatoriales dijeron que era el peor disco en la historia de la banda, sigue siendo superior a muchos, demasiados, incotables proyectos que están en boca de todos este año. ¿Vivian Girls? ¿Crystal Stilts? ¿Times New Viking? Caca promocionada por Pitchforkmedia y otros medios aún peores. Mi aplauso y apoyo cerrado a los magnéticos, que no por distorsionados dejan de ser menos lúcidos.
The Magnetic Fields - 'Too drunk to dream'

v. The Dodos - "Visiter"
Este disco tiene muchos significados especiales para mí: de alguna manera, me permitió tomar riesgos, disfrutar cosas al corto plazo, relajarme en el mes más estresante de la unviersidad y sentirme feliz. No sé si la culpa de eso la tuvieron las percusiones hiperkinéticas, los guitarreos metaleros en clave acústica o las letras simples, con verdades (relativas) sobre el amor. Lo más interesante es que a pesar de solo ser una guitarra acústica y una batería, suena como si fueran un millón de músicos sobre el escenario... abundancia desde la escasez que llena el corazón.
The Dodos - 'Winter'

vi. She & Him - "Volume One"
No hay mejores discos que aquellos que llaman la atención por desprejuicio y su falta de pretensión. Dudo que Zoeey Deschanel y M. Ward hayan querido hacer el mejor disco del año... confío en que se cayeron bien, se juntaron durante un tiempo y compusieron varias canciones de pop simplón y dulce. En general, estas hablan sobre corazones sentimentales, vivencias en hoyos negros y reclamos sobre el abandono amoroso. Vamos... un disco liviano no le hace mal a nadie. No, al menos, si uno quiere despejarse y disfrutar.
She & Him - 'Why do you let me stay here?'

vii. Fuck Buttons - "Street Horrsing"
Quiero citar la reseña que hizo Andrés Acevedo a este disco sólo porque representa absolutamente lo que me hizo sentir: "
Fuck Buttons ha sido diseñado para matar personas o pulverizarlas en la conciencia. O, por el contrario, para atornillarte a la tierra en giros lentos e incisivos. Entre el mundo que te rodea y la música erosiva que estos ingleses filtran por tus oídos, hay una barrera, un campo de resistencia. Una belleza demasiado particular a precio de ser incomprensible para la gran masa. Ellos gozan del noise, de la destrucción de las palabras, de la saturación sonora, de la abstracción en viscosos drones y la repetición de patrones matemáticos y de las melodías fantasmales y cristalinas".
Fuck Buttons - 'Ribs out'

viii. Why? - "Alopecia"
En la práctica, deben haber millones de kilómetros de distancia entre las letras de Yoni Wolf y cualquier rapero promedio. Además, su acercamiento a este género es tan atípico, que ni siquiera sé si se puede usar esa etiqueta para definirlo. Me gustaría pensar que hay palabras suficientes en el lenguaje español que permitan englobar todos los múltiples significados que este disco tiene: transgénico, actual, bello, perturbador... y aún así, siguen faltando palabras. Más que impresionante, es increíble.
Why? - 'These few presidents'

ix. Subtle - "exitingARM"
Injustamente, este el disco más subvalorado del año. Nadie en su sano juicio podría haberlo ignorado y, sin embargo, sucedió. En mi reseña apenas recibií un comentario y 36 vistas. Y es raro, porque siendo un disco "hermano" del anterior, nadie se dió el tiempo de bajarlo y escucharlo. Quiero dejarlo claro: exitingARM no es sólo un disco. Es un nuevo paradigma musical, un nuevo estilo sonoro, una manera irreal de hacer música, que no conoce límites ni barreras, en ninguna dimensión conocida. ¿Difícil de escuchar? Sí, pero el esfuerzo por comprenderlo e integrarlo al imaginario musical que viví este año, hizo que valiera la pena. Por favor, no sea tonto: bájelo.
Subtle - exitingARM (disco completo)

x. Gang Gang Dance - "Saint Dymphna"
Las víctimas de incesto y los enfermos mentales son los protegidos por el manto de la Santa Difna. El colectivo musical Gang Gang Dance también se cobija en ella y con motivos de sobra: mediante incestos e insanas dosis de experimentación, consiguen en Saint Dymphna romper los límites de la música tradicional. Ligando coherentemente rock, dub, hip hop e incluso algo de música dance, el cuarto disco de GGD es, ante todo, un trabajo en que el concepto “libertad creativa” se hace mínimo para expresar en su totalidad lo que representa. Tremendo.
Gang Gang Dance - 'First communion'

Menciones especiales (discos que me gustaron menos o que escuché poco y quizás el criterio cambie con más "escuchadas"):
David Byrne & Brian Eno - "Everything That Happens..." ; Amadou & Mariam - "Welcome To Mali" ; Deerhunter - "Microcastle" ; MGMT - "Oracular Spectacular" ; Paavoharju - "Laulu Laaakson Kukista" ; Daedalus - "Love To Make Music To" ; Foals - "Antidotes ; Chad VanGaalen - "Soft Airplane" ; The Bug - "London Zoo"; y sobre todo, el debút homónimo de High Places, que es mi disco de la nostalgia invernal.

No se olvide de revisar las listas de otros honorables colaboradores de Super 45: acá la de Claudio Ruiz, la de José Luis Baéz, la de Rodrigo Jara y la de César Dubó. También chequee, el interesente y completo recuento de mi amigo Felipe Mardones, el cual se centra mayormente en la escena musical chilena.

3 comentarios:

josé luis báez dijo...

Concuerdo completamente con la mitad de la lista, pero solo porque de la otra mitad no los escuche.
The Notwist soberbios (espero verlos en marzo por aca =P) y Gang Gang Dance es una locura total. Fuck Buttons fué un grato descubrimiento. Y así...
Excelentes año musical!
Saludos

feliperro dijo...

tqm

Anónimo dijo...

Crystal Castles forever.